08 diciembre 2009


[.volando bajo.]

.con las alas que la vida me dió
grandes distancias he recorrido ,
cielos inmensos he surcado
y a grandes alturas me he elevado,

sin embargo

ahora que el cielo ruge en sus entrañas
y la luz se ha apartado del horizonte

voy volando bajo
(.sin aspavientos, sin pretensiones.)

pues mi única intensión
es, al final de la jornada,
descubrir que he llegado
al otro extremo (.del mundo.)

y que el sol brilla, nuevamente detrás de mi.



[.photo.by.]:Anders Adermark

16 comentarios:

  1. me gusta esa analogía,
    no hace falta estar siempre arriba,
    a final de cuentas, importa mas la constancia en el vuelo para llegar al punto deseado.

    ResponderEliminar
  2. ... a veces las nubes pueden marearme

    estaré guardando cordura???

    ResponderEliminar
  3. bagismo,
    captaste la escencia 100% :) y si, la constancia es la diferencia entre llegar o no..
    saludos sinceros
    cuidate!

    ResponderEliminar
  4. Jo,
    es solo una engaño de la mente (eso de marearse) y antes de que me digas algo inteligente para contrarrestarme... creo que debes de caminar bajo las circunstacias para toparte con la cordura...
    he dicho! :P
    beso sincero y enorme para ti! :)

    ResponderEliminar
  5. creo que te adoro sandrine.

    ResponderEliminar
  6. wuo...lindo texto
    lo importante es siempre mantener el vuelo, y llegar al otro extremo
    ...con respecto a lo de mi blog..si, es fuerte eso de estar, y no estar
    Saludos fiel bloggera :)

    ResponderEliminar
  7. Ya se siente el final de este año. Es como cuando termino de leer una novela que me ha gustado mucho: si me la devoré casi todo el tiempo, conforme se van terminando las páginas, en cada párrafo me detengo, y si hay alguien cerca, le digo que no lo puedo creer que ya se haya terminado. Como cuando llegas en avión a la Ciudad de México, de noche, que por más de media hora vas volando bajo y ves todas las colinas que parecen conchas revestidas de oro en su interior. Muchas veces tengo sueños en aviones, voy de un lugar a otro, muy seguido parto del aeropuerto de Los Ángeles que es mitad de los Ángeles y mitad de San Francisco, en mi sueño, y en la vigilia nunca he estado ahí. El avión parte, pero no vuela: es solo un vehículo muy grande que va con sus ruedas por las calles, por calles muy estrechas. No siempre se vuela. No siempre nosotros nos movemos afuera; a veces nosotros somos el afuera y algo dentro se nos mueve. A veces caminamos. a veces el camino se nos mueve. Pero siempre llegamos. O nos llega el fin del año.

    También este texto está bien escrito desde el punto de vista de la sintaxis mental, así que puedo intuir que has llegado serena y satisfecha hasta aquí. ¡Ha sido un placer conocerte!

    ¡Un grande abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Yo sólo quiero tocar el cielo un minuto, aunque tras ello caiga al vacío... Sólo por un instante.

    ResponderEliminar
  9. Pam,
    gracias :) !
    hay que volar aunque sea bajito... y tal vez en algunos casos, deberíamos volar para alejarnos del que "está lejos" para de una vez por todas estar cerca del que está "al lado"... (yo se que tu me entiendes). Ojalá se pudiera... (suspiro)...
    beso.

    Daniela,
    ... tus palabras siempre tan bien cuidadas!... yo insisito en que tienes una mente como pocas, y tu sintaxis mental (como dices), impecable! (aunque a veces no te parezca y me lo quieras refutar)...

    Me encantó tu pequeño relato... fue como ir viajando por esos espacios y sentir esa serenidad de la que hablas.. y me ha evocado sensaciones grandiosas!

    Me encantó eso de.. "No siempre nosotros nos movemos... a veces nosotros somos el afuera y algo dentro se nos mueve.."

    Y creo que si llego serena y satisfecha, pues ha sido un año difícil y el haber llegado hasta aquí,es ya en sí, un gran logro... me da satisfacción no haber desfallecido en el intento.... de verdad...

    Gracias por estar... y también ha sido un gusto encontrarte y encontrar tus letras...

    Abrazo sincero y enorme para ti !


    Pancake,
    Tocar el cielo implica muchas cosas... y creo que lo lograrás sin que esto implique caer, después, al vacio.... si tienes alas sólo extiéndelas... éstas también sirven para planear... y ver de reojo el firmamento que nos antecede...

    Espero que tus instantes sean serenos y duren poco más que un suspiro...

    Saludos sinceros para vos!...

    ResponderEliminar
  10. Lunabuenita,
    ¡gracias!
    ...por cierto, ya me pase por tu blog... :)
    interesante....
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Niña, ¡vaya que me has impactado!

    Es una decripción estoica de lo que es la vida. Finalmente la constancia es la permitirá llegar a un punto determinado, y en le inter podrá haber brisas o huracanes, caricias solares o fuertes quemaduras...más hay qeu volar y disfrutarlo, porque no es posible repetirlo.
    Es un enorme privilegio leerte!
    Enhorabuena por tan consistente percepción de la vida y de ti misma!!!

    Besos honestos.

    ResponderEliminar
  12. Nadie logrará cortarte las alas. Podrás comerte el mundo :)

    ResponderEliminar
  13. Etarinyeth,
    :)

    la verdad que eso está en mi mente todo el tiempo.. de que no importa que.. la constancia es lo que hace la diferencia... y prefiero estar por aquí... que más allá de las estrellas, todavía... !

    Muchas gracias por tus palabras.... me haces el día !

    besos de miel para ti
    y
    seguimos leyéndonos ^^


    Mi niña azucarada,
    :)
    tan dulce como siempre... vos me inspiras como nadie!
    besos dulces y empalagosos ^^

    ResponderEliminar
  14. Muy bonito. La primera impresión que me dio es que por más que se viaje, de alguna manera se regresa al mismo lugar, sin regresar realmente. Todos los lugares, aunque diferentes, terminan teniendo algo de igual.

    ResponderEliminar
  15. mobtomas,
    es cierto.. a veces todo parece tan igual y tan distinto a la vez.. como caminos que ya se han recorrido pero que de pronto los descrubrimos distintos... mmmm...
    gracias por pasar, !

    ResponderEliminar