01 junio 2010


[.up.]

.aunque a veces uno se canse de volar,
la clave para llegar (.a donde sea que se desee.)
es nunca dejar de mirar hacia arriba.




[.photo.by.]: jmtimages | BY-NC-ND 2.0

7 comentarios:

  1. aún desprovisto de alas.

    ResponderEliminar
  2. Grande! verdadero!

    La mirada del anhelo bien enfocada, ciertamente no acorta pero, tampoco acrecenta distancias y bien permite conservar y, en ocasiones ajustar el rumbo.

    Un beso enfilado al horizonte.

    ResponderEliminar
  3. Tan cierto...
    Nunca, nunca dejaremos de mirar hacia el cielo.
    Besazos azules.
    Lena

    ResponderEliminar
  4. muy cierto..
    besos querida :)

    ResponderEliminar
  5. Difícil. Tal vez la vida no es más que el entrenamiento que nos enseña a ni mirar hacia atrás - o hacia abajo - y una vez que se logra hacerlo se supera en nivel...

    ResponderEliminar
  6. En alguna parte leí, que si querías alcanzar grandes horizontes, caminaras hasta donde tus ojos pudieran ver, y, una vez ahí, serías capaz de observar más. Las posibilidades son infinitas, llegarás hasta donde puedas y quieras caminar. Hay que ser fuertes :)

    ResponderEliminar
  7. ahi es cuando uno aplica el objetivo de vida... creo jeje

    ResponderEliminar