27 noviembre 2009


[.implacable.]

.si por un momento, él (.implacable.)
me concediera un instante de libertad,
escondería el segundo que respiro
en la comisura del alma, que hoy,
se diluye entre las horas del ayer
y los susurros del día que llega.



9 comentarios:

  1. que lindas palabras!
    Muchos saludos muchacha :)

    ResponderEliminar
  2. Estremecedor, un reloj de arena capaz de detener instantes.

    ResponderEliminar
  3. Pame,
    gracias!
    (y gracias por pasar por aquí)
    saludos sinceros para ti! :P

    niña de azúcar,
    ojalá y el tiempo fuera más benévolo... pero para todos es igual, así que en ese sentido no puedo decir que éste haya sido injusto conmigo... jum...
    besos azules para ti pequeña..
    ciao!

    ResponderEliminar
  4. El tiempo no existe, se le puede manipular. (si tu no sabes cómo, algo dentro de ti lo sabrá) ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  5. ...La comisura del alma... ¡Qué maravilla!

    (L)Lena

    ResponderEliminar
  6. Jo,
    tirano e irremediable... vivimos al son de su tic.tac... lo deseemos o no...
    besos de miel para vos

    Daniela,
    tan cierto es que no existe.. como que está ahí.. (pareciera contradicción pero creo que sólo se trata de un acertijo) pero bueno... por el momento no sé ni como ni cuando manipularlo
    gracias por tus palabras... besos para ti ^^

    Lena,
    ^_^.. sí, ahí es donde se esconden muchas cosas... no crees?
    beso sincero..!

    ResponderEliminar
  7. saludos desde la distancia :)

    ResponderEliminar
  8. El tiempo de tic-tac es intrascendente en más de un sentido... es el otro, el de los momentos grandiosos o apesumbrados él que es invaluable... ya que perdura más allá de si mismo... de lo que somos... a ese es al que hay que ganarle con toda la fuerza...

    Besos

    Au revoir

    ResponderEliminar